Distribución Victor Gómez

Los orígenes.

Victor Gómez nace en tierra de jamones, concretamente en la localidad salamantina de Guijuelo. Dicho municipio se caracteriza por inviernos secos y fríos, teniendo  veranos suaves y cortos. Condiciones perfectas para la producción chacinera, permitiendo que el proceso de secado y maduración de jamones sea totalmente natural.  Gracias a eso,  Guijuelo es el lugar idóneo para la producción de ibéricos desde hace más de cinco siglos.

1
2

La tradición y el cuidado.

La calidad de los productos del Grupo Víctor Gómez, se debe a la producción conforme a antiguas recetas familiares, a la elaboración artesanal en todo el proceso de preparación y al propio sabor de la experiencia y al tradición. Esta tradición chacinera, proveniente de la edad media, se basa en la cría de cerdos en ricas dehesas que disponen de lo necesario para su perfecto desarrollo y vivencia. De esta manera, prometen una deliciosa oferta de jamones ibéricos de bellota o cebo, lomo y embutidos, o su producto estrella: la paleta deshuesada. La fidelidad a la tradición y unas modernas instalaciones generar ese sabor único en todo el mundo que sólo los ibéricos de Víctor Gómez pueden aportar.

La calidad, lo primero.

El consejo Regulador de la Denominación de Origen de Guijuelo, custodia la calidad y la integridad de los Jamones y Paletas de cerdo Ibérico, y la marca Víctor Gómez disfruta de su amparo. Todos los productos tienen certificados correspondientes a la Norma de Calidad, para el jamón, la paleta , la carne y la caña de lomo ibérico (Norma de ámbito nacional), otorgándoles las características de calidad y marcado. La transparencia , la confianza y la imagen de la marca aumentan de valor gracias a dichas certificaciones. Además, el refuerzo de control en las producciones y su trazabilidad, son aspectos muy importantes que refuerzan la calidad de marca.

3

El mundo ibérico

Con la ilusión de ofrecer a su cocina la máxima calidad, estamos trabajando continuamente en nuevos productos, sin olvidarnos de la gama tradicional:

  • Jamón Ibérico

– de bellota: la alimentación del cerdo se basa exclusivamente de bellotas, obteniendo una calidad máxima y excepcional en el jamón (100% o 75 % de pureza genética) – de cebo: el cerdo se ha alimentado básicamente de piensos y cereales, por lo que su pureza es algo menor. (50 % de pureza genética)

  • Paleta Ibérica

Dispone de la misma clasificación que el jamón (de bellota o de cebo), diferenciándose de la procedencia anatómica del animal, de la cantidad de grasa y hueso; y del proceso de curación.

  • Lomos y embutidos

Los lomos y lomitos presentan también diferencias calificativas: de bellota o de cebo. Dentro de los embutidos podemos encontrar: de campaña, cular, de herradura, de vela o morcón, abarcando todas las variedades. Además, todos los productos pueden ser adquiridos en 3 formatos diferentes: deshuesados, corte a cuchillo o corte tradicional.